“Big Data en Museos”: resumen de la jornada (3/3)

ACTUALIDAD


1 octubre, 2018

“Big Data en Museos”: resumen de la jornada (3/3)

El pasado 14 de septiembre celebramos en Global Sports Innovation Center de Microsoft la jornada “Big Data en Museos”. Esta conferencia, la primera sobre esta temática en España, estuvo dirigida a profesionales de monumentos y museos de distinta índole, tanto culturales como deportivos.  Expertos de las áreas de dirección, gestión de públicos, marketing, difusión y otros departamentos debatieron sobre la utilidad del Big Data para la mejora de sus servicios al visitante y la rentabilidad de sus centros. Hoy queremos hacer extensible la conversación a todos aquellos que por cuestiones de aforo o disponibilidad no pudisteis asistir.

Entre las herramientas que contribuyen al Big Data en los museos se encuentran las audioguías interactivas, uno de los pocos elementos que mantienen al visitante conectado a la institución, y desde luego el único capaz de extraer una muestra automática de entre el 15-20% del público diariamente.

Claves de la jornada

El Big Data es una materia trasversal, con un nombre reduccionista si atendemos a las posibilidades que genera esa gran masa de datos. “No importa tanto el ‘Big’ como el valor del dato”, apuntaba al inicio de la sesión Jaime Solano, director de GVAM. Esta misma visión la comparte Jesús Serrano, arquitecto de desarrollo de negocio en Microsoft Sports. Durante su intervención, Jesús hizo hincapié en la importancia de normalizar la información que los museos extraen a través de distintas fuentes (ticketing, audioguías, tienda, etc.) y presentarla de tal forma que aporte insights (término que en marketing digital se identifica con aquella información clave que nos lleva a hallar una solución y/o ejecutar una acción).

Los casos presentados se basaron en la experiencia de estas dos socios tecnológicos: GVAM, especializado en guías interactivas para la visita a museos y ciudades; y Microsoft, experto en el tratamiento de datos de grandes clubes deportivos y desarrolladora del sistema de visualización de Big Data que utilizan varias organizaciones internacionales (Power BI). Pero… ¿qué hacían dos entidades con visiones tan distintas hablando de datos masivos en los museos? Tal como explicaba Iris Córdoba, responsable de GSIC, “existen tendencias sociales y tendencias tecnológicas que aplican a todos los sectores”, y el objetivo de esta sesión era poner sobre la mesa las soluciones más punteras y efectivas para cualquiera de ellos.

Por la propia transversalidad del concepto Big Data y la variedad de público asistente, la conversación fue ganando en matices: se habló de la utilidad de estos sistemas para la toma de decisiones estratégicas (cómo lograr más visitantes, más gasto por visitante, más repetición de la visita), así como de utilidades más específicas. Los datos de las audioguías interactivas, por ejemplo, pueden aportar además información de valor para  mejorar la musealización, aumentar la calidad de la visita, segmentar mejor las campañas de marketing o diseñar actividades y exposiciones temporales mejor dirigidas.Todo ello contribuye a alcanzar los objetivos de gestión mencionados.

Casos de uso reales 

La jornada finalizó con ejemplos de uso muy concretos basados en experiencias reales. Jaime Solano, esta vez junto a la responsable de contenidos de GVAM (Marta García-Muñoz) mostraron en directo varios casos-tipo que pueden servir de inspiración a otros centros: como por ejemplo realizar ágiles tests A/B para determinar qué estrategia de contenidos genera más engagement, identificar las temáticas de contenido más atractivas, saber por dónde se mueve nuestros visitantes en un momento determinado, detectar los mejores puntos de promoción de la visita y de las apps de descarga, descubrir cuáles son los perfiles de público más participativos o los más interesados en interactuar con la institución, etc.

Por supuesto las combinaciones de datos son múltiples y mucho mayores de las aquí nombradas, como también son incontables las posibles aplicaciones en función de la naturaleza y objetivos de cada museo. Ahora nos quedan pensar de manera “individual”… ¿para qué puede aplicarlo mi departamento?, ¿tengo los medios para sacarle partido a estos datos?

Extraer información anónima y valiosa sobre los intereses de cada visitante y su experiencia es ahora mucho más sencillo. La clave está en realizar el esfuerzo adecuado para hacer un buen uso de los datos y plantear soluciones estratégicas. Esto implica destinar la mayor parte de los recursos económicos y humanos a la toma decisiones en lugar de a la propia extracción de los datos. Las guías interactivas constituyen hoy la primera fuente de datos de valor durante la visita. ¿Por qué no utilizarlas convenientemente y en beneficio de esos millones de personas que deciden compartir su tiempo con nosotros?

Si quieres saber más sobre las posibles aplicaciones del Big Data en los museos a través de las guías interactivas y ver ejemplos reales, ¡no dudes en contactarnos! (comunicacion@gvam.es).

 

Más información básica sobre el Big Data en museos

Si eres nuevo en la materia y quieres profundizar un poco más sobre el concepto, los pros y contras de esta tecnología aplicada al entorno cultural y turístico, no dejes de leer nuestras anteriores entradas:

 

¿A qué llamamos “Big Data en museos”? (1/3)