Un día para insistir en la eliminación de las barreras a la accesibilidad

ACTUALIDAD


3 diciembre, 2016

Un día para insistir en la eliminación de las barreras a la accesibilidad

Desde 1992, cada 3 de diciembre se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidades, un colectivo que cuenta con más de mil millones de personas en todo el mundo (cerca del 15% de la población), la mayoría en países en vías de desarrollo, en donde las barreras a la accesibilidad son incontables.

En los países desarrollados, y especialmente en Europa, en cambio, las personas con discapacidad cuentan con un nivel de vida cada vez más equiparable al del resto de la sociedad. Sin embargo, aún tienen menos oportunidades económicas, peor acceso a la educación y tasas de pobreza más elevadas (debido sobre todo a la falta de servicios específicos), al tiempo que padecen la discriminación social o la falta de legislación que, en mayor o menor medida, aún existe en la mayoría de países.

Según la ONU, la personas con discapacidad aún deben enfrentarse a diversas dificultades añadidas ya desde la niñez, en la que tienen hasta cuatro veces más probabilidades de sufrir acoso escolar. Durante el resto de su vida se encuentran, en el mejor de los casos, con la estigmatización, si no directamente con la discriminación, de gran parte de sus conciudadanos.

En los últimos tiempos, no obstante, ha proliferado una gran cantidad de iniciativas, tanto públicas como privadas, para tratar de alcanzar una sociedad más inclusiva o, al menos, no tan excluyente, no tanto mediante el impulso de ayudas que mejoren las oportunidades de para tipo de colectivos, como a través de la mera eliminación de las barreras que les impiden la equidad.

En este sentido, desde las distintas administraciones se legisla, en gran parte gracias a la presión de diferentes organizaciones y colectivos, como señala Fernando Alonso López en su Libro verde de la accesibilidad en España, para eliminar todo tipo de barreras, tanto físicas (arquitectónicas, urbanísticas, en el transporte), como más intangibles (comunicativas, informativas, educativas, laborales).

 
Desde GVAM, seguiremos aportando nuestro granito de arena por la cultura inclusiva. ¡Tecnología como medio, no como fin! Gracias a todos los que nos ayudáis en la consecución de esta máxima, especialmente a Fundación Orange, Fundación CNSE, Fundación ONCE, APTENT, Kaleidoscope y Specialisterne.