La reconstrucción 3D, digitalización o escaneado de modelos 3D es una tecnología con amplia trayectoria en los sectores del videojuego, el cine, la ingeniería, la medicina o la arqueología, áreas en las que se lleva aplicando desde hace aproximadamente 5 años. Encontramos menos ejemplos de uso para la difusión del patrimonio cultural. Desde nuestra perspectiva de diseñadores de guías interactivas que complementen la visita autónoma a un monumento, museo o exposición, la principal barrera que nos encontramos a la hora de aplicar esta tecnología suele ser su coste técnico, sumado a la dificultad de definir situaciones o escenarios de uso idóneo, en los que el visitante adquiera una experiencia única o una serie de conocimientos a los que no podría acceder de otra forma (como por ejemplo a través de vídeos, varias imágenes, panorámicas 360 o realidad virtual).

Comprendiendo sin embargo la utilidad que el modelado 3D puede tener para la construcción de nuevos públicos, el acceso a las colecciones de manera no presencial y otras serie de objetivos que enumeraremos más adelante, ponemos en marcha el proyecto RECREA, una iniciativa apoyada por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) y desarrollada en colaboración con la Universidad de Valladolid (UVA), a través del Grupo de Investigación Reconocido MoBiVA (Modelado, Biomecánica y Visualización Avanzada).

El objetivo del proyecto es diseñar un nuevo software que permita la reconstrucción eficiente de objetos 3D a partir de imágenes fotográficas del objeto y que este motor esté integrado en el gestor de contenidos Ventour (el CMS que utilizamos para crear las guías interactivas). En general, no existe una solución universal automática para conseguir que a partir de varias imágenes se pueda extraer un modelo 3D que se visualice de una forma óptima, es decir, con el mínimo consumo de recursos por parte del dispositivo móvil. A partir de este módulo se podrán, además, manejar dos tipos de objetos principales y combinables: objetos aislados (3D) y entornos circundantes en los que emplazar dichos objetos (360).

Objetivos de difusión y divulgación

Los objetivos que se pueden lograr a partir de la aplicación de este tipo de tecnología para la difusión del patrimonio cultural son son los siguientes:

– Preservar en el tiempo y el espacio las piezas que digitalizamos, facilitando su conservación en caso de deterioro o de destrucción accidental.
– Democratizar el acceso a nuestros monumentos para las personas que se encuentran a miles de kilómetros o encuentran ciertas barreras para visitarlos, ya sean económicas, físicas, sociales, etc.
– Contextualizar las piezas que por razones de conservación, difusión u otros usos, no se encuentran emplazadas en su lugar de origen.
– Ampliar información útil sobre ciertos elementos específicos del objeto sin invadir el espacio expositivo.
– Favorecer la interacción con otro tipo de públicos, para captar su atención, objetivo narrativo

Objetivos técnicos

Desde el punto de vista técnico, los objetivos de RECREA son:

– Simplificar las necesidades iniciales de fotografías a un máximo de 20.
– Automatizar las soluciones técnicas de limpieza de bordes y uniones entre las distintas fotografías, promediado de iluminación e identificación de planos y sombras, reduciendo el número de errores en un 35% sobre las soluciones actualmente disponibles en el mercado.
– Posibilitar la obtención de mallas 3D mediante la extrapolación de puntos-vértice, optimizando la densidad de información redundante a través de las API de desarrollo del software de identificación de nubes de puntos.
– Ofrecer algunas funciones de edición de los objetos 3D a través de las funciones clásicas de los paquetes de software 3D comerciales.
– Crear un módulo de exportación a formatos 3D aprovechables por software y motores comerciales y de uso extendido, como Unity, o bien por visores de interfaz de usuario basados en “web view”.

Ante la imposibilidad de automatizar el proceso para obtener un resultado óptimo desde un punto de vista cualitativo, se dejará la posibilidad de editar el modelo con una herramienta de diseño 3D como Blender para aquellos modelos que por su relevancia requieran un especial tratamiento.

El proyecto acaba de comenzar y tendrá una duración estimada de un año. ¡Podréis ver los resultados en los proyectos piloto que desarrollaremos para varios de los museos con los que ya trabajamos!

 (Imagen: Real Academia de Bellas Artes de San Fernando)