Los orígenes del proyecto europeo CrossCult se remontan a 12-14 años atrás. Por entonces, “trabajos de web semántica muy incipientes nos permitían determinar qué contenidos dentro de un determinado programa de televisión eran interesantes para un usuario”. Así lo recordaba Marín López, profesor de Ingeniería de Telecomunicaciones en la Universidad de Vigo, el pasado 12 de junio en la mesa redonda #Socialmus.

“Hoy – añadía Martin – estamos llegando a un punto en el que somos capaces de desmenuzar el contenido según narrativas personalizadas”. En definitiva, el primer escalón al que se enfrenta CrossCult es tecnológico. Buscamos que los museos puedan contar historias personalizadas, teniendo en cuenta hechos que tengan específicamente contigo (sí, contigo), con tus circunstancias y gustos personales, con las visitas que hayas realizado previamente, con el día específico en el que decidas acudir a un determinado museo, etc.

La innovación tecnológica sirve a su vez a un objetivo de investigación humanístico: “¿Cómo pueden interpretarse los mismos hechos (históricos) de manera diferente a las diferentes realidades sociales y por individuos con diferentes perfiles cognitivos / emocionales”? Es a esto a lo que llamamos “metahistoria”. A través de los cuatro proyectos pilotos presentados por Ioanna Lykourentzou, líder del proyecto Crosscult, buscamos poner a prueba las herramientas tecnológicas desarrolladas y establecer todas conexiones que nos permitan generar un escenario de estudio valido para la investigación (esto es el Living Lab del CrossCult).

En última instancia, la misión de CrossCult es, “impulsar un cambio en la forma en la que los ciudadanos europeos valoran su historia”. Así nos lo contaba Ioanna , líder del proyecto Crosscult, durante #SocialMus. Pero…¿cómo impulsar este cambio? Con los proyectos piloto que se están desarrollando se estudiará la manera de aumentar la retención, estimular la reflexión y ayudar a los ciudadanos apreciar su pasado y prsente comunes de una manera más holística.

En última instancia, la misión de CrossCult es, “impulsar un cambio en la forma en la que los ciudadanos europeos valoran su historia”. Pero… ¿cómo impulsar este cambio? A partir de los resultados de los proyectos piloto se estudiará la manera de aumentar la retención, estimular la reflexión y ayudar a los ciudadanos a apreciar su pasado y presente comunes de una manera más holística.

Si quieres conocer los detalles del proyecto, no dejes de ver la presentación de Ioanna Li Lykourentzou en nuestro canal de YouTube.