El pasado 12 de junio, varias instituciones culturales europeas se reunieron en el Museo Arqueológico Nacional para compartir puntos de vista en torno a innovación digital en el entorno museístico. Entre ellas, varios representantes nacionales: Subdirección General de Museos Estatales, Museo del Prado, Museo Thyssen y Agencia Catalana del Patrimonio Cultural. Tanto si te perdiste #Socialmus como si quieres recordar las claves de esta reunión científica, ¡has llegado al lugar indicado!

El objetivo de la reunión era ambicioso. Nos planteamos conocer las necesidades tecnológicas de los museos de mañana, generando debate sobre lo que está aún por descubrir. El motor de la conversación fue el proyecto europeo CrossCult (H2020). Una iniciativa en la que participan 11 instituciones europeas de 7 países¡, con un propósito que resumimos de la siguiente forma: “Innovación digital para la reinterpretación del patrimonio cultural a partir de la reflexión y participación social”.

Poco a poco, a la luz de las intervenciones de los participantes en la mesa redonda, iremos desgranando este propósito. En cualquier caso, su complejidad explica la necesaria implicación de una diversidad de actores: desarrolladores y diseñadores (innovación digital), conservadores e historiadores (reinterpretación), instituciones culturales (patrimonio) y profesionales de la comunicación, del marketing y de los servicios de atención al visitante (participación social).

¿Qué debo saber sobre CrossCult para entender #SocialMus?

El proyecto CrossCult desarrolla una serie de servicios tecnológicos innovadores capaces de poner en relación los contenidos de distintas entidades culturales, diversas en tipología y ubicación, con un objetivo múltiple. Uno de estos fines, por ejemplo, es poder ofrecer a los usuarios “narrativas personalizadas” y recomendaciones a través de una app. A su vez, los usuarios pueden generar contenido que será de interés para los historiadores y conservadores, que tendrán la oportunidad de descubrir conexiones (hasta entonces ocultas) a raíz de esta interacción y emplearlas en el diseño de nuevas experiencias.

A partir del desarrollo de 4 apps piloto, se estudiarán las posibilidades de estas herramientas tecnológicas para la reinterpretación del patrimonio y la reflexión en torno a la historia y cultura europeas. A su vez, propiciará a otras instituciones fuera del consorcio la posibilidad de emplear tecnología basada en CrossCult para sus propios fines, o para tomar decisiones a la luz de los resultados de investigación.

La reflexión de las entidades culturales españolas sobre CrossCult

Con este post iniciamos una cadena de artículos para analizar las claves #Socialmus. Hoy abrimos con un aperitivo, compartiendo las principales reflexiones de las instituciones culturales españolas en torno al proyecto europeo CrossCult.

Hector-del-Barrio-Ministerio-de-Cultura-socialmus Héctor del Barrio, responsable de difusión en la Subdirección General de Museos estatales, dependiente del Ministerio de Cultura:

“Lo que demandamos de proyectos como CrossCult (o lo que nos gustaría) es que sirva, ayude y llegue al ciudadano, que es el que solicita esta información y estos servicios y quiere acceder al museo en todas sus facetas poliédricas (…) Los museos nos debemos a la sociedad y tenemos que dar respuesta a esas necesidades”.

Noelia-Ibanez-Museo-del-Prado-socialmusNoelia Ibañez, jefe del servicio de análisis y estadística en el Museo Nacional del Prado:

“CrossCult está [también] relacionado con la parte de perfil de público, con la parte cualitativa de calidad del servicio, de perfil sociodemográfico, etc. Me gustaría que facilitara un foro de reflexión antes de tomar determinadas decisiones”.

Albert-Sierra-Agencia-Catalana-Patrimonio-CulturalAlbert Sierra, responsable de nuevas tecnologías y proyectos innovadores en la Agencia Catalana del Patrimonio Cultural:

“Cuando se habla de web semántica siempre nos situamos en un lugar muy elevado. Sin embargo veo en CrossCult una manera muy terrenal [de aplicar los postulados de la web semántica], que podría dar resultados aplicables a proyectos que desarrollamos”.

Ana-Alvarez-Thyssen-Bornemisza-V2-socialmusAna Álvarez, responsable de la web y nuevos medios del Museo Thyssen-Bornemisza:

“La tecnología nos puede ayudar durante la visita (…) Cuando damos contenido a los usuarios, buscamos que se vaya encontrando propuestas relacionados, hacerle descubrir otros contenidos y cambiar su sendero, que tenga esa sensación de “descubrimiento”.

Hablaremos de ese “descubrimiento serendípico” al que hace alusión el Museo Thyssen; de los “usuarios de museos” que están detrás de estas decisiones que ha de tomar el Prado o museos de mayor o menor tamaño; de “web semántica” como marco teórico y práctico para elaborar recomendaciones que vaya más allá de una lista de “los más populares”… Todo ello en los próximos artículos. Mientras preparamos nuestra reflexión, puedes ir echándole un vistazo a los dos videos de la sesión #SocialMus, ya disponibles en nuestro canal de YouTube.