El diseño funcional es aquel que, si es bueno, “no se ve”. Detrás de GVAM, hay un equipo que trabaja día a día por hacer “invisible” todo aquello imprescindible en la visita guiada y autónoma a un museo. Jaime Padilla es el coordinador de este equipo de diseño, y  desde su sitio de trabajo nos cuenta qué hay detrás de uno de los elementos básicos de toda guía: los planos. Estos requieren un estudio pormenorizado del espacio y una dosis alta de algo similar a la empatía. ¡Descubre nuestras cinco claves para el diseño de una guía interactiva dentro del texto!

No todos tenemos la misma facilidad para comprender el espacio, ¿es importante tenerlo en cuenta a la hora de diseñar una guía multimedia? 

Por supuesto, de ahí la necesidad de minimizar las referencias poco claras, de utilizar el color respetando las propias señalizaciones del museo, de incluir indicaciones específicas sobre entradas y escaleras… Ponerse en la piel de cada usuario o visitante es complicado, pero hay que hacerlo, la empatía (1) es obligatoria, a nadie le agrada sentirse perdido.

Por ejemplo, para una persona con dificultades de visión, ¿cuál es el plano idóneo? 

Todos los planos de GVAM son adaptables a personas con dificultades de visión gracias a las opciones de accesibilidad (2) que incluye la guía. La ventaja de esta guía es que sirve tanto para personas con discapacidad como personas que no tienen ningún tipo de problemas. Los usuarios que la tengan, pueden hacer uso de la lupa, para ver ampliado las distintas partes del plano, o bien, ayudarse a través de la inversión de color, que convierte toda la imagen a blanco sobre negro para ver más definido el plano.

De entre todos los museos que ya cuentan con GVAM, ¿cuál ha sido el más complejo a la hora de realizar el diseño de planos?

Cada plano diseñado ha sido complejo a su modo. El equipo ha trabajado duro hasta conseguir el punto de vista que nos parecía que se adecuaba a las circunstancias y demandas de cada museo, teniendo también en cuenta las propias características de la guía. Pero quizás el plano en el que más empeño hemos puesto haya sido el del Museo Sorolla (@MuseoSorolla), puesto que no nos hemos limitado al plano de planta, sino que hemos tratado de reflejar la arquitectura del edificio. La particularidad (3) de este museo es que se aloja en la que fue la casa del pintor. A pesar de ser un museo pequeño y no presentar en principio demasiadas dificultades, nos pareció muy interesante lograr transmitir ese aire “hogareño” que le caracteriza.

A parte del esfuerzo por respetar la singularidad de cada espacio, ¿qué otras dificultades encontráis?

La primera tarea al enfrentarnos a un plano es la simplificación (4). Hay que tener en cuenta que un plano tiene una serie de elementos arquitectónicos que debemos decidir si nos interesa incluirlos o no: puertas, tabiques, ventanas, vitrinas, escaleras, etc. Cuantos más elementos se incluyan, más complejo será el plano y más le costará al usuario “descifrarlo”. Si lo tiene que descifrar es una mala noticia…
El siguiente punto crítico es buscar el punto de vista más apropiado para que el plano del museo encaje en nuestras guías. Hay que tener en cuenta que tenemos un tamaño de pantalla fija que no podemos sobrepasar, y queremos que el plano quede perfectamente ajustado.
Por último, nos queda darle el maquillaje para poder hacer el mapa lo más visualmente atractivo posible de cara al usuario.

¿Cuál está siendo el principal reto en el diseño de planos para el MAN (Museo Arqueológico Nacional)? 

Sin duda el punto más complicado al que nos enfrentamos los diseñadores de GVAM con el plano del Arqueológico es el gran tamaño del museo. Hay que tener en cuenta que el plano en GVAM es un elemento esencial en la guía cuya función no es solo posicionar al usuario, este es un tapiz en el que se distribuyen los contenidos del museo. Es como una estantería que sirve para clasificar las distintas piezas del museo, y la colección del MAN es gigantesca. Hemos tenido que pensar muy detenidamente como encajar el diseño del plano con la manera de distribuir sus áreas temáticas. Es el museo más grande que hemos hecho hasta ahora y sin duda ha supuesto todo un reto, pero nos gustan los retos (5).

Esperamos tu opinión en Twitter, para lo que te proponemos el hashtag #diseñoparatodos.
Además, si quieres conocer los diseños de este equipo, haznos una visita en Pinterest.